Objetivo cuentahilos


Esto es un cuentahilos. Se trata de una pequeña lupa montada sobre un soporte plástico o metálico y a una altura fija de la base. Se utiliza en artes gráficas para ver el detalle de las tramas o la calidad de impresión. También lo utilizan los coleccionistas de sellos o los fotógrafos para inspeccionar sus negativos. La gran diferencia con las lupas corrientes es su distancia focal. Mientras que en las lupas suele ser 60, 70, 80 o más milímetros, en los cuentahilos puede ir de 20 a 50mm, lo que nos ofrece una lente muy interesante para jugar con ella.



Estos dos objetos son una tapa de cuerpo de una cámara Nikon y la base de una tarrina de CDs o DVDs.



Cortamos el interior de la tapa del cuerpo de cámara con cuidado de no dañar el sistema de cierre.



Recortamos la base de la tarrina justo por donde se indica en la imagen. Ese trozo de plástico encaja perfectamente en la tapa del cuerpo de la cámara.



Le perforamos el centro para pegar ahí la lente.



Pegamos la lente al plástico y el plástico a la tapa del cuerpo de cámara. Listo.




Ya tenemos una lente casera de unos 40mm de distancia focal. Ideal para fotos de calle o reportaje y con todas las aberraciones y distorsiones que jamás encontrarás en una lente de verdad.